¿Existe la perfección? / Miguel Iturria Savón

Simetría vegetal. ¿Perfección?

No me interesa la perfección, intuyo que nada es perfecto: ni el cosmos -infinito como la estupidez humana-, ni el mar, la tierra y sus accidentes geográficos, las especies de plantas y animales, entre estos los humanos y sus creaciones, es decir, la cultura: integrada por ideas -teológicas, filosóficas, sociales, científicas-, técnicas e instrumentos de trabajo, de transporte y comunicación, el vestuario, la culinaria y, por supuesto, las expresiones del arte y la literatura y sus soportes. Nada es perfecto, ni siquiera el arcoiris o una puesta de sol -dependen del observador, receptor de belleza…

Nada es perfecto, aunque algunos exalten la perfección del sistema solar y otras estrellas y fenómenos naturales. Nada humano o divino es perfecto, lo Divino nace del imaginario humano. Pero, ¿cómo explicar lo inexplicable sin fuerzas externas? Sin Dios, Tierra Prometida, Paraísos y otros mitos y relatos de profetas y mesías ávidos por modelar la mente de sus fieles. “Es de sabio reconocer que el uno es todo”, dijo Heráclito, lo cual es cuestionable como la verdad, relativa y finita.

Se ha escrito mucho sobre la perfección, pero a mi no me interesa la perfección, asociada al cosmos, los ciclos naturales, el mar y obras literarias, pictóricas, escultóricas, arquitectónicas y fílmicas. ¿Es perfección la simetría? Hay quienes se creen dioses desde el escenario donde exhiben su talento o impostura. Genios de pasarelas, telediarios, cátedras, mercaderes de consumo e ideas. ¿Perfectos efímeros?

La perfección es una idea relacionada con la belleza, la creación y otros delirios humanos: la inmortalidad, la “superioridad” racial – y/o nacional- y hasta utopías. La utopía es una linea en el horizonte, inalcanzable como la perfección.

La Pietat, Miguel Ángel

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *