La Hispanibundia. / Miguel Iturria Savón

Escuchar y leer al escritor hispano alemán Mauricio Wiesenthal es un placer estético por el aliento musical de sus poemas, su erudicion y esa prosa que celebra y disfruta el derecho a soñar, viajar y reflexionar, razones de su existencia y de su cosmopolita cultura, resumida en uno de sus versos: “la vida es el hilo de la cometa”.

Los libros de este sabio viajero y trotamundos configuran un puzle desplegado entre España, América y Europa. Su obra poética, narrativa, ensayística es una especie de híbrido de su vasta cultura, encuentros con personajes reales y literarios, lecturas, experiencias marítimas y estudios de temas y autores excepcionales. Esa atmósfera de otro tiempo y otro universo paralelo a la previsible vida contemporánea, gravita en  títulos como: El viejo león: Tolstoi, un retrato literario; Rainer María Rilke: el vidente y lo oculto, El esnobismo de las golondrinas, Luz de vísperas, Libro de réquiems (memoria y personajes), El gran diccionario del vino, etc.

De enorme interés por su exploración sociológica, histórica y cultural es La Hispanibundia, de 38 ensayos eruditos y amenos que mesclan sensatez, extravagancia, datos y verdades en dosis magistrales que recuerda: “los asuntos españoles tienen que ver con la frontera, la zona intermedia, el experimentalismo humano”, es decir, un recorrido por la historia, la cultura española y su capital simbólico compartido con Europa, América, Asia y África.

Esta obra, como su autor, brilla por su ironía, inteligencia expositiva, la melancolía y la alegre y desjuiciada voluntad de vivir intensamente. La Hispanibundia es una mirada interesante de los restos de aquella nación, sus laberintos y cambios de perspectivas desde tiempos remotos al Imperio, la Ilustración, la fractura y otros instantes de profundidad simbólica, reveladores de “una cultura activa, crítica, punzante, que interpreta el pasado y lo convierte en reflexión del propio presente…”

«Es posible que la hispanibundia no sea más que la vehementia cordis (vehemencia del corazón) que, según Plinio, distinguía a los hispanos. Con hispanibundia reaccionaron los teólogos de la Contrarreforma frente a las tesis de Lutero. Movidos por la fiebre de la hispanibundia se aventuraron los conquistadores en los desiertos, en las santas cordilleras y en las selvas del Nuevo Mundo. La hispanibundia arrojó a nuestra armada Invencible contra las costas de Gran Bretaña y de Irlanda. Y con un dolor hispanibundo se escribieron las mejores páginas de nuestra literatura. La hispanibundia es la energía vibrante que produce el español al vivir, ya se crea español o no, lo acepte o no, se encuentre en el exilio forzado o pretenda ser extranjero en su patria y extraño a los suyos». Convencido de que los pueblos sólo pueden cambiar cuando hacen un honesto esfuerzo por conocer su historia, Mauricio Wiesenthal trata de aportar su grano de arena para comprender esa compleja realidad que se ha ido configurando a lo largo de siglos y  de la que, para bien o para mal, formamos parte y somos herederos.