Fake News de la antigua Roma. / Miguel Iturria Savón

Es difícil hallar un libro sobre historia que, además de estar bien escrito y ser ameno y riguroso, desmonte los bulos de la historia desde la arqueología, el cotejo de fuentes bibliográficas, literarias y expresiones del arte, la mitología, las tradiciones y el uso de técnicas modernas. En esa línea desmitificadora recuerdo a Los enemigos del comercio, de Antonio Escohotado Espinosa, e Imperiofobia y leyenda negra, de María E. Roca Berea. A esos ensayistas con archivo e hipótesis agudas y renovadoras se suma el joven arqueólogo e historiador Néstor F. Marqués, autor de Un año en la antigua Roma. La vida cotidiana de los romanos a través de su calendario y Fake News de la antigua Roma. Engaños, propaganda y mentiras de hace 2000 años, editados por Espasa en 2018 y 2019.

Según Néstor, “Somos herederos directos de Roma, de su cultura y de su forma de concebir aspectos tan determinantes como las leyes, la estructura social o el mismo paso del tiempo…” Y detalla en su primer libro: “…en la antigua Roma el 25 de diciembre se celebraba el nacimiento del Dios Sol, Julio César instituyó los años bisiestos, las semanas duraban ocho días…” Sus libros son, por supuesto, un viaje a través de la cultura y la historia, un viaje entretenido y sagaz que remueve “verdades” acuñadas por historiadores y personajes históricos.

Fake News de la antigua Roma tiene 365 páginas y una estructura tan precisa como abarcadora: Índice, cuatro capítulos -Orígenes legendarios, La República, Los Doce Césares y Auge y caída de un imperio-, más el Epílogo, las Fuentes clásicas, la Bibliografía, la Genealogía de las familias imperiales, el Plano de Roma y el Índice de términos. En los breves acápites de cada capítulo nos enseña que “la historia es un intrincado conjunto de hechos, mentiras y opiniones que se entremezclan en un gran sistema…”

Con su estilo casi cinematográfico y coral Néstor Marqués esboza hechos y personajes, coteja puntos de vistas acuñados, baraja hipótesis contrapuestas y ofrece su apreciación. Cuestiona el velo de uniformidad sobre Roma -una y muchas- entretejido por “los bulos, los engaños y las noticias falsas formadas por el tiempo”. Al desentrañar a esos romanos “de cine” embadurnados por mitos y leyendas, el autor escava en el pasado, desvela el papel jugado por la propaganda política, une o asocia piezas dispersas y nos interroga:

  • “¿Hay verdades en las leyendas? ¿Y leyendas en las verdades?”
  • ¿Es posible que Nerón no incendiara Roma? ¿Qué Livia no planeara el asesinato de todos los herederos al trono, incluso el de su propio esposo?
  • ¿Existió Jesús de Nazaret?
  • ¿Fue el Cristianismo perseguido realmente por los romanos?
  • ¿Fue tan depravado Calígula, tan despótico Domiciano o tan demente Cómodo?”

Las preguntas zarandean la ingenuidad e invitan a leer y a pensar en vez de repetir -por desidia, ignorancia o comodidad- supuestas verdades acerca de sucesos, lugares y personajes del pasado, tan poblado de bulos y falsas noticias como las fabricadas a principios del siglo XXI por algunos diarios, telediarios y por historiadores, políticos y académicos que deforman la realidad.

Además de arqueólogo e historiador, Néstor F. Marqués ejerce como profesor e investigador y compagina su labor con la tecnología aplicada al patrimonio histórico, divulgada por él en la web antiguaroma.com, en Twitter –@antiguaroma-, Facebook, Instagram y YouTube.