¿Por qué sugiero leer Los vascos en Cuba? / Miguel Iturria Savón

Portada Los vascos en…

Hay libros que trascienden por su sentido coral, lenguaje creativo y oleaje melódico, aunque algunos clásicos pecan de tecnicismo y acrobacias semánticas. Otras obras, de mayor vitalidad y sentido aleatorio, apenas dejan huellas en generaciones de lectores.

Los vascos en Cuba, como tantos ensayos históricos, no usa un oleaje melódico pero posee sentido coral y repasa el trasvase humano de hombres transitables que reescribieron su historia al sumarse a la marea de un país en expansión.

A principios del siglo XXI apenas miramos al pasado. El presente es tan paródico y narcisista que la historia se escribe en los medios de comunicación y en las redes sociales, lo cual desanima a quienes investigan y exponen temas, sucesos y personajes de otras épocas, anclados, por supuesto, en sus circunstancias, mitos y desafíos.

Si me preguntan ¿por qué leer Los vascos en Cuba?, respondería:

  • Porque este libro no retrata, exalta ni denigra el pasado de un grupo étnico en base a preceptos morales o ideológicos, sino que ofrece su hoja de ruta en busca de un destino mejor, primero en su entorno regional, luego en el sur de España y después en tierras de América.
  • Porque desfilan por sus páginas personajes de la cima en Vasconia, Castilla, Andalucía, México, Argentina, Perú y Cuba, junto a otros de vida cotidiana alistados en los viajes de Colón, Magallanes y Elcano; la conquista de México, Perú y Filipinas. Hombres que usaron la espada y la cruz, fundaron ciudades, edificaron templos y murallas, administraron colonias, escribieron crónicas y resistieron a piratas y corsarios.
  • Porque estas páginas no evade los tabúes ni las miserias de épocas lejanas, pero muestra las posiciones contrapuestas, coincidencias étnicas y espacios comunes de navegantes, militares, sacerdotes, comerciantes, empresarios y los sobrevivientes de lugares tan distantes como insólitos.
  • Porque repasa el legado de aquellos emprendedores, su afán asociativo, las huellas dejadas en la toponimia insular, la prensa y la literatura, el deporte, la industria azucarera y otros rubros de la cultura material y espiritual.
  • Pues no faltan en la procesión los traficantes y negreros enriquecidos, toreros y pelotaris famosos, gudaris de bandos extremos en las guerras de Cuba, ni los seguidores y detractores de la República española que naufragó en la Guerra Civil, el franquismo y el éxodo liderado por el Lehendakari Aguirre. Todos sumergidos en los retos, certezas e incertidumbres de su tiempo.

Sugiero al lector mirar el Índice, escoger el capítulo de su agrado, seguir el orden lógico o relegar el libro y los consejos del autor, pues Los vascos en Cuba no puede competir con el narcisismo mediático ni con una realidad que supera a la parodia, pero ofrece datos e historias que constituyen un fragmento del aporte de esa pequeña nación insertada en los avatares socio históricos de España y América, incluida Cuba, donde resurgen nuevas formas de una presencia con medio milenio de andaduras.

Miguel Iturria Savón, Gernika, Bizcaia, 22.6.2017.

Miguel Iturria y Felicitas Lorenzo en la presentación del libro en el Museo Euskal Herria de Gernika, Vizcaya.